Tripofobia: ¿Qué es? Causas y ¿Posible Cura?

La tripofobia es una aversión o miedo a los grupos de pequeños agujeros, protuberancias o dibujos. Cuando las personas ven este tipo de agujeros, experimentan síntomas de asco o miedo. Algunos ejemplos de objetos que pueden desencadenar una respuesta de miedo son las vainas de las semillas o una imagen cercana de los poros de alguien.

Existe cierto debate entre los investigadores sobre si la tripofobia es una afección genuina. Los primeros informes sobre la tripofobia se describieron por primera vez en un foro en línea en 2005, pero no se ha reconocido como un diagnóstico distinto en la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Aunque no figura en el DSM-5, la tripofobia entraría en la amplia clasificación de las fobias específicas siempre que los síntomas sean persistentes, excesivos y produzcan un deterioro o malestar significativo.

¿Qué es la tripofobia?

La tripofobia se describe a menudo como “el miedo a los agujeros”, pero es importante tener en cuenta que también puede aplicarse a los bultos u otros patrones que están estrechamente agrupados. Cuando las personas ven objetos desencadenantes, experimentan síntomas como miedo intenso, náuseas, picor, sudoración, temblores e incluso ataques de pánico.

El miedo es un síntoma común, pero a menudo se describe el asco como la emoción abrumadora que sienten las personas con esta fobia. La tripofobia también tiende a ser muy visual. Ver imágenes en línea o impresas es suficiente para desencadenar sentimientos de repulsión o ansiedad.

👉 Quizás te interese: ¿Qué es el software de aplicación?

¿Qué causa la tripofobia?

tripofobia

Se desconoce la causa exacta de la tripofobia, ya que la investigación en este campo es limitada. Se han identificado varios desencadenantes de la tripofobia, como los panales de miel, el plástico de burbujas o las semillas de frutas. Ciertos patrones, bultos, animales con dibujos e imágenes también pueden desencadenar reacciones tripofóbicas. Los investigadores han postulado varias teorías para explicar los orígenes de la tripofobia, incluyendo causas evolutivas, asociaciones de imágenes visuales similares con animales peligrosos y enfermedades, una respuesta natural a los estímulos visuales y vínculos con otros trastornos.

Las reacciones tripofóbicas pueden explicarse como reacciones reflejas inconscientes que han evolucionado a lo largo del tiempo como mecanismos de supervivencia para evitar el peligro o la enfermedad. Por ejemplo, las imágenes de animales venenosos, como serpientes o insectos que tienen la piel con dibujos o partes del cuerpo agrupadas, pueden desencadenar reacciones tripofóbicas. Las imágenes de pieles enfermas, caracterizadas por agujeros o protuberancias agrupadas, también pueden inducir miedo tripofóbico. Los investigadores han planteado la hipótesis de que sentir asco o miedo ante tales estímulos puede ser una respuesta evolutiva adaptativa destinada a alertar a los humanos contra organismos peligrosos y enfermedades infecciosas. Por otro lado, investigaciones contrarias sugieren que las reacciones tripofóbicas pueden ser simplemente una respuesta humana natural a ciertos tipos de estímulos visuales, en lugar de una fobia real.

Por último, algunas investigaciones proponen que las personas con tripofobia cumplen los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, 5ª edición (DSM-5), para la ansiedad generalizada, el trastorno depresivo mayor y el trastorno obsesivo-compulsivo. Sin embargo, no está claro si alguna de estas otras afecciones causa tripofobia.

¿Es común la tripofobia?

Se estima que hasta el 15% de los adultos pueden experimentar tripofobia en algún grado, siendo la tripofobia generalmente más común en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, se desconoce la prevalencia exacta de la tripofobia.

🤔 ¿Lo sabías? Los 100 apellidos más comunes en España

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tripofobia?

Los signos de la tripofobia pueden incluir la evitación de los factores desencadenantes -imágenes u objetos asociados con agujeros agrupados- como ciertos alimentos y animales. Los síntomas de la tripofobia suelen presentarse tras el encuentro con un desencadenante y son similares a los de otras fobias específicas: sentimientos de miedo y asco, que pueden dar lugar a ataques de pánico, sudoración y palpitaciones. Otros síntomas de la tripofobia pueden incluir sensaciones de malestar, temblores corporales, piel de gallina, picores, náuseas y vómitos.

Desencadenantes comunes

Las investigaciones sobre la tripofobia son todavía relativamente escasas, pero algunos de los objetos desencadenantes que se han observado son:4

  • Papel de burbujas
  • Burbujas
  • Condensación
  • Coral
  • Semillas de fruta
  • Agujeros en la carne enferma o en descomposición
  • Agujeros o protuberancias en la carne
  • Panales de miel
  • Ojos de insectos
  • Vainas de loto
  • Granadas
  • Esponjas
  • Fresas
  • Los dibujos hechos por el hombre, así como los animales con pelaje manchado o con dibujos, también pueden provocar una reacción fóbica.

Síntomas

Los síntomas de esta afección son similares a los de otras fobias específicas. Después de ver grupos de pequeños agujeros o bultos, ya sea en persona o en una imagen, las personas suelen experimentar:5

  • Angustia emocional
  • Miedo y ansiedad
  • Sensación de repulsión
  • Piel de gallina
  • Picor
  • Náuseas
  • Ataques de pánico
  • Respiración rápida
  • Temblores
  • Sudoración
  • Vómitos6
  • La tripofobia puede provocar síntomas relacionados con el miedo, el asco o ambos, aunque las investigaciones sugieren que las personas dicen sentir más asco que miedo.1

Además de experimentar síntomas como el miedo y el asco, las personas con tripofobia suelen experimentar también cambios de comportamiento. Es habitual que se eviten los objetos desencadenantes. Por ejemplo, una persona puede evitar comer ciertos alimentos (como las fresas o el chocolate con gas) o evitar ir a ciertos lugares (como una habitación con papel pintado de puntos).

¿Cuáles son los factores de riesgo de la tripofobia?

No se sabe mucho sobre lo que puede predisponer a alguien a la tripofobia. La única relación razonablemente fuerte que se ha encontrado hasta ahora es con el trastorno de ansiedad social, que se caracteriza por un miedo fuerte y persistente a ser juzgado por los demás. La evitación de los rasgos faciales, en particular de los ojos, es un marcador importante de esta afección, y los grupos de círculos o agujeros pueden hacer que una persona con trastorno de ansiedad social sienta que todos los ojos están sobre ella.
La tripofobia también puede ser hereditaria. ¿Qué podría explicar un vínculo familiar? Una teoría es que la tripofobia puede adquirirse a través de lo que se denomina aprendizaje observacional: Uno simplemente se condiciona a tener un miedo irracional a los desencadenantes después de que un pariente cercano reaccione negativamente ante ellos.flecha derecha arriba
Otra teoría es que el miedo es genético, una idea reforzada por una reciente investigación de la Universidad de Bonn que señala vínculos genéticos con el primo cercano de la tripofobia, el trastorno de ansiedad social.
O podría deberse a una combinación de entorno y herencia. Es posible que su composición genética le predisponga a padecer esta enfermedad, pero que sólo salga a la luz si algo o alguien de su entorno le provoca el miedo.

¿Cómo se diagnostica la tripofobia?

¿Le molestan las burbujas del agua hirviendo? ¿Le repugna la visión de las semillas de melón agrupadas en el interior de la fruta? ¿Evita los dibujos de piel de leopardo? Todos son posibles signos de tripofobia. Sin embargo, si sólo le molestan estos fenómenos, es probable que tenga una aversión leve. Si sus reacciones desencadenan la evitación y los cambios de comportamiento, la condición puede estar más en el nivel de la fobia.

Aunque no existe una forma bien documentada de diagnosticar esta afección, puedes descubrir por ti mismo si la padeces observando las imágenes desencadenantes, que son fáciles de encontrar a través de Google, Trypophobia.com y Reddit. También puede realizar el Test de Tripofobia en YouTube.

Pronóstico de la tripofobia

La mayoría de las fobias pueden controlarse eficazmente con un tratamiento adecuado. A veces, la terapia puede ayudarle a superar sus miedos de forma permanente.flecha arriba a la derecha

Duración de la tripofobia

La duración de la tripofobia dependerá de la situación particular de cada persona. Algunas personas luchan contra los síntomas, como la ansiedad y el miedo, durante toda su vida. Otras son capaces de controlar y gestionar eficazmente su condición.

Opciones de tratamiento y medicación para la tripofobia

Muchas personas con una aversión leve consiguen controlar su miedo y llevar a cabo las actividades diarias sin incidentes simplemente evitando los desencadenantes y recurriendo a amigos y familiares comprensivos para que les alerten de los posibles. Si su aversión alcanza el nivel de fobia, la evitación puede empeorar su situación. A continuación se presentan algunos enfoques para tratar la tripofobia problemática.

Terapia de exposición Las personas que descubren que la tripofobia perturba sus rutinas diarias, reduce su autoestima o les provoca una ansiedad extrema pueden recurrir a la técnica más aceptada para domar las fobias, un proceso de desensibilización llamado terapia de exposición.

En pasos progresivos, por sí mismo o con la ayuda de un terapeuta, se empieza mirando imágenes desencadenantes bastante benignas mientras se utiliza una técnica de relajación, como la respiración profunda, y se recuerda que no se corre ningún peligro. Luego, poco a poco, se va trabajando hasta ser capaz de mirar las imágenes que antes se sentían más amenazantes hasta que uno se da cuenta de que no está pasando nada malo.

La terapia de exposición le funcionó a Jordan Trudgett, de 27 años, ingeniero de desarrollo de software en Seattle. Recurrió a ella instintivamente, sin buscar ayuda profesional, porque ni siquiera sabía que alguien más tuviera esa condición. Después de obligarse a mirar más y más imágenes perturbadoras, “mi sensibilidad a ellas disminuyó”, dice. Aunque no se extinguió el miedo por completo, ver patrones tripofóbicos ya no es lo suficientemente petrificante como para que se le ericen los pelos de los brazos. “Ahora puedo afrontarlo mejor”, afirma.

Técnicas de Liberación Emocional (EFT) Si la terapia de exposición no tiene éxito, o es demasiado aterradora incluso para intentarlo, el tapping, también conocido como Técnica de Liberación Emocional (EFT), un método mente-cuerpo para reducir el estrés y la ansiedad, puede ayudar a reducir o eliminar la tripofobia, dice Roberta Temes, PhD, una psicóloga clínica en Scotch Plains, Nueva Jersey, y la autora de The Tapping Cure: A Revolutionary System for Rapid Relief From Phobias, Anxiety, Post-Traumatic Stress Disorder, and More.

La EFT consiste en dar golpecitos en puntos de acupuntura específicos del cuerpo con las yemas de los dedos mientras se centra en la fobia y se repiten afirmaciones positivas.

El primer paso es identificar un objeto temido. “Digamos que es el queso suizo”, dice el Dr. Temes. “Esta técnica funciona mejor cuando empiezas en un estado de terror, así que visualizarías el queso suizo hasta que te alteres más y más. A continuación, se golpean diferentes puntos de la cara, la parte superior del cuerpo o las manos, mientras se dice algo como: ‘Aunque el queso suizo me da asco, me quiero y me acepto’; ‘Aunque el queso suizo me da asco, estoy a salvo’, o ‘Aunque el queso suizo me da asco, estoy bien. Puedo seguir yendo al pasillo de los productos lácteos”.

“Esta técnica aleja al sistema nervioso de la lucha o la huida y te permite ser valiente frente a tu fobia porque te permite aceptarte a ti mismo”, dice Temes.

Aunque la ciencia no ha averiguado cómo funciona fisiológicamente la EFT -podría tratarse simplemente de un efecto placebo-, investigaciones, como un estudio publicado en 2019 en el Journal of Evidence-Based Integrative Medicine, han descubierto que puede reducir la intensidad de las fobias.

Comunidad Puede ayudar saber que no estás solo. El grupo público de Facebook Trypophobia: Fear of Clusters of Holes, que cuenta con más de 14.000 seguidores, es un buen lugar para encontrar consejo y apoyo.

“Creo que es bueno saber que no te estás volviendo loco si tienes esto”, dice Trudgett. “Es realmente reconfortante saber que mucha gente comparte esta condición”.

Opciones de medicación

Aunque la terapia de exposición es el método preferido, las fobias se tratan a veces con medicamentos. Ciertos fármacos pueden disminuir la ansiedad y otros síntomas que se producen cuando alguien se expone a un desencadenante.

Los betabloqueantes, que bloquean los efectos de la adrenalina en el cuerpo, y los sedantes, que ayudan a relajarse, pueden ser útiles para controlar los síntomas de algunas fobias, sobre todo a corto plazo.right up arrow

Terapias alternativas y complementarias

Algunos tratamientos alternativos pueden ayudar a las personas con tripofobia a relajarse y controlar su ansiedad. Los métodos más comunes son: flecha arriba

  • Yoga
  • Masaje
  • Actividad física
  • Hipnosis
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Compartir:
Inicio » Curiosidades » Tripofobia: ¿Qué es? Causas y ¿Posible Cura?

1 comentario en «Tripofobia: ¿Qué es? Causas y ¿Posible Cura?»

Deja un comentario