Incluir a mi hijo en el seguro del coche

Probablemente ya sepas que el seguro de tu vehículo no sólo es obligatorio por ley, sino un importante instrumento que nos protege de los imprevistos, cuando no de los necesarios. Y es que, queramos admitirlo o no, ningún conductor -por muy bueno o devoto que sea- se libra de un accidente de tránsito. Una excelente idea es incluir a mi hijo en el seguro del coche.

Hay que tener en cuenta que un vehículo privado es un medio de transporte que, al circular al mismo tiempo que otros vehículos y depender completamente del control humano, es más susceptible de sufrir un accidente que otros medios de transporte.

Tal vez, como padre o madre con un hijo que acaba de obtener el carné de conducir, se encuentre en la situación de tener que bajar del coche ocasionalmente o en repetidas ocasiones, por ejemplo para ir a clase o el fin de semana. Y en ese momento, se pregunta si merece la pena contratar un seguro de automóvil para su hijo.

¿Debo incluir a mi hijo en el seguro del coche?

incluir a mi hijo en el seguro del coche

¿Puedo prestarle el coche a mi hijo sin tener un seguro a su nombre? ¿Influye el tipo de trayecto o la frecuencia de uso? ¿Qué seguro debo elegir? Los padres con hijos que acaban de sacarse el carné de conducir suelen comprobar si merece la pena el elevado recargo que muchas aseguradoras nos piden incluir en la póliza para los más pequeños de la familia.

Al fin y al cabo, la falta de experiencia al volante y la juventud son dos factores que no gustan nada a las aseguradoras, pero nosotros, como padres, estamos seguros de que quieren lo mejor para su complejo. Es por ello que hoy vamos a dedicar parte de nuestro tiempo a analizar si es necesario incluir a los niños en el seguro del automóvil.

Quizás te interese: Cómo presentar el Formulario 21-RFI Retención de Impuestos

Si no incluyo a mi hijo en el seguro de automóvil, ¿no estará cubierto?

El seguro de automóvil es generalmente de naturaleza nominal, lo que significa que el conductor, el propietario del coche y el asegurado están unidos en una sola persona. En todos los casos, las aseguradoras nos dan la posibilidad de añadir un segundo, tercer y consecutivo conductor.

A la hora de analizar la posibilidad de incluir a nuestro hijo o hija en el seguro de automóvil, lo más importante es conocer con detalle qué cubrirá la póliza que hemos contratado en caso de accidente. Es posible que cada caso individual no aparezca en nuestro contrato, pero en caso de duda puede llamar a su aseguradora en cualquier momento.

Atención, se trata de generalidades, es aconsejable analizar siempre su contrato de seguro específico y ponerse en contacto con su aseguradora para analizar el caso concreto con ella.

Tenga en cuenta que no importa el tipo de conducción que haga su hijo, ni el número de personas que vayan en el coche, ni el tiempo que lleve. Por desgracia, TODOS los conductores pueden tener un accidente en cualquier momento, con cualquier pasajero y en cualquier lugar.

Frecuencia

El segundo aspecto que debemos valorar es la frecuencia con la que nuestro hijo/a utilizará el vehículo. De este factor depende la decisión de no incluirlo en el seguro, de incluirlo como conductor ocasional o como conductor habitual. Veamos los diferentes casos que pueden darse.

No figura en el seguro

Si su hijo no figura en la póliza y ha provocado el accidente, tenga en cuenta que el “seguro de responsabilidad civil” cubre los daños o lesiones causados a la otra parte independientemente del conductor (hablamos de daños obligatorios en el seguro de responsabilidad civil).

Pero tenga cuidado porque no sería la primera vez que la aseguradora cree que usted ha actuado de mala fe al no dar de alta al nuevo conductor para evitar que le incluyan en la póliza y se ahorre unos euros, en este caso hará valer después que asume toda la responsabilidad (derecho de repetición).

Todo riesgo

En estos casos, con un seguro a todo riesgo, ya nos movemos en un terreno difícil. La aseguradora no es responsable de los daños, ni de los propios ni de los ajenos. La mayoría de las pólizas de seguro a todo riesgo -pero no todas- contienen cláusulas que indican quién es el conductor y que sólo son responsables de su comportamiento.

Los conductores con menor riesgo para las compañías son los que tienen entre 36 y 50 años y entre 15 y 20 años de experiencia al volante.

Quizás te interese: ¿Cómo registrarse en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)?

Si su hijo no está asegurado y tiene el accidente

Si su hijo no está asegurado y tiene el accidente, estamos hablando de un caso en el que el seguro de la otra persona tiene que cubrir los daños. Sin embargo, no es tan fácil hacerlo porque su aseguradora no reclama por usted y tendrá que hacerse cargo de la administración y los costes del siniestro. Tampoco se activan otras garantías que usted pudiera haber contratado.

Si su hijo es un conductor ocasional en el seguro del coche

Si su hijo figura como conductor ocasional en la póliza, su seguro cubrirá el alcance del mismo, aunque los conductores ocasionales no reciban ninguna prima y sus partes de accidente perjudiquen directamente al asegurado. Esta opción es más barata que incluir a su hijo como conductor habitual y suele incluir franquicias.

Si su hijo figura como conductor habitual en la póliza

Si su hijo figura como conductor habitual en la póliza, no tiene que preocuparse por los notables costes adicionales como nuevo conductor. Sigue siendo la opción más recomendada, cara y completa, pero definitivamente vale la pena en caso de accidente.

Es posible que algunas compañías de seguros no quieran asegurar a su hijo contra todos los riesgos, debido a su edad o a su falta de experiencia; o simplemente le pidan una verdadera bolsa de dinero por ello. En estos casos y cuando esté seguro de que su hijo debe estar asegurado a todo riesgo, lo mejor es cambiar de compañía de seguros.

Preguntas frecuentes

¿Pueden multarme por no incluir a mi hijo/a en el seguro?

La respuesta es un gran NO. La ley sólo exige que el vehículo esté cubierto por un seguro de responsabilidad civil, pero no se ocupa de los matices de la póliza de seguro, como la figura del conductor ordinario u ocasional, de la que sólo son responsables las partes contratantes: aseguradoras y asegurados.

¿Qué pasa con los conductores con menos de 2 años de carnet?

Las aseguradoras penalizan la falta de experiencia al volante, lo que puede prohibir a estos usuarios como conductores ocasionales de un coche asegurado.

Conclusión, ¿debo incluir a mi hijo/a en el seguro del coche?

Como dice el refrán, hombre precavido vale por dos.

Sí, no hay duda de ello. Su seguro de automóvil será mucho más caro, pero es la única manera de asegurarse de que usted y su hijo estén totalmente cubiertos por la aseguradora en caso de accidente, que ojalá nunca ocurra.

Recuerde que el precio del seguro de automóvil con un nuevo conductor no es nada comparado con las posibles consecuencias que su hijo podría no tener con el seguro de automóvil. Sea transparente con la aseguradora, ellos no son el enemigo, así que no intente ahorrarse unos euros en algo tan serio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Compartir:

Deja un comentario