Cómo ser autónomo en España siendo extranjero

Cualquier extranjero no comunitario, que se encuentre con o sin residencia legal en España, puede aspirar a laborar de forma autónoma. A continuación, podrás conocer todo lo referente a cómo ser autónomo en España siendo extranjero.

Tramitar la solicitud de residencia temporal y trabajo como autónomo

Para tener acceso al derecho de trabajar por cuenta propia, sin ser miembro de la comunidad económica europea, debes cumplir con una serie de requisitos y contar con la documentación que avale y certifique tu estatus legal. Para realizar este trámite deberás tener legalizado cualquier documento que provenga del extranjero, por eso, te recomendamos preparar con tiempo toda tu documentación.

Requisitos

A continuación podrás ver cuáles son los requisitos para obtener la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta propia:

  • Antecedentes penales: No se debe tener registro de antecedentes penales en España ni en los países anteriores de residencia.
  • Colegiación: Se debe contar con el certificado del colegio profesional respectivo, en caso de que se trate de un ejercicio de actividad profesional con título o sin él.
  • Cualificación y experiencia profesional: Dependiendo de la actividad que vayas a ejercer, tendrás que contar con experiencia en el ramo o validar tus conocimientos con los títulos que te acrediten como profesional en esa área en particular. En caso de ser necesario, tendrás de tener homologación de los títulos o formar parte de un cuerpo colegiado.
  • Inversión: Disponer del capital necesario para la implementación del proyecto, debe ser suficiente para cubrir las incidencias o crear el empleo, según la Orden del Ministerio de Trabajo e Inmigración.
  • Legislación vigente: Tienes que cumplir con los mismos requisitos que exige la ley a los connacionales para el inicio y puesta en marcha de la actividad económica. Esto incluye tener toda la documentación personal vigente y debidamente emitida por el país de origen.
  • Manutención y alojamiento: Se tiene que garantizar el capital y la manutención del solicitante por lo menos durante el primer año.
  • Regularización: No se debe estar de forma irregular (ilegal), en el territorio español.

Documentos a presentar

Una vez conocidos los requisitos, se debe procurar tener todas las certificaciones y documentos que te pedirán. Los documentos que tendrás que consignar se muestran a continuación:

  • Certificaciones o títulos que certifiquen su capacitación para el ejercicio de la profesión, debidamente homologados.
  • Certificado de antecedentes penales, debidamente legalizados en el país de origen. En este no deben reflejarse condenas que correspondan a delitos en la legislación de España.
  • Certificado sanitario, donde conste que no padece ninguna enfermedad de las previstas en el Reglamento Sanitario internacional.
  • Copia del pasaporte o documento de viaje, que no se encuentren vencidos.
  • Demostrar que se cuenta con el capital, puede ser acreditación, o compromiso de apoyo por parte de alguna institución o instituciones financieras.
  • Proyecto donde se establezca la actividad económica a realizar, inversión necesaria, rentabilidad esperada y, en el caso del solicitante, puesto de trabajo que se creará para su ejercicio.
  • Una relación de los recaudos como licencias o autorizaciones que se requieran para la apertura o funcionamiento de la actividad proyectada. Toda esta documentación debe tener una estimado de la situación del trámite, incluyendo las certificaciones de solicitud ante los organismos correspondientes.

Oficina de presentación

Toda la documentación antes mencionada se debe entregar en la Oficina Consular española más cercana a tu lugar de residencia. En este sitio, la Misión Diplomática, tomará en cuenta la solicitud y emitirá una comunicación de inicio de procedimiento o de no estar conforme con lo entregado, resolverá la inadmisión a trámite.

A partir de este momento el tramite seguirá su curso, y de proceder se expedirá el visado y se permitirá, hasta su vencimiento, que el trabajador comience a laborar de forma efectiva en el territorio español. La oficina correspondiente notificará a la parte interesada la autorización de residencia y trabajo por cuenta propia.

Precio

El trámite como tal no tiene costo, solamente alguno que otro arancel que se cancele para la certificación de los papeles. Pero una vez que se te otorga el permiso, tendrás que pagar una tarifa como autónomo a la Seguridad Social y los impuestos correspondientes. El monto de la cuota dependerá del ingreso mensual que tengas en tu calidad de trabajador independiente.

Si soy extranjero con residencia legal en España ¿Qué debo hacer?

Si te preguntas Cómo me hago autónomo en España siendo extranjero con residencia legal, deberás realizar prácticamente el mismo trámite, con la diferencia que, en lugar de solicitar una residencia temporal, tendrás que demostrar que tienes por lo menos un año viviendo con residencia legal en España.  Para pedir el permiso de trabajo por cuenta propia, se le solicitará la misma documentación y requisitos que al emprendedor que viene de fuera del país.

Cómo renovar la autorización

Cuando un extranjero logra obtener el permiso de autónomo en España, tendrá que realizar la renovación del mismo. Cuando es la primera solicitud tanto el permiso como la visa se vencerán al año de haberse aprobado, en este momento se tiene que realizar la renovación. La recomendación general es estar pendiente para realizarla con antelación y evitar quedar, aunque sea temporalmente, en situación ilegal.

El trámite es muy sencillo, si la persona se encuentra trabajando normalmente o con el proyecto en pleno funcionamiento, solamente tendrá que demostrar que el emprendimiento sigue cumpliendo con todos los requisitos exigidos en la solicitud inicial. También se pedirá evidencia de estar al día con la cancelación de las obligaciones dinerarias, tanto con Hacienda como con la Seguridad Social.

Para obtener la renovación es indispensable no tener deudas tributarias. Una vez obtenida la renovación, podrás trabajar sin inconvenientes por un período de dos años más. A partir de aquí, cada par de años se tendrá que volver a realizar la renovación, con las mismas condiciones de la primera, simplemente demostrar que aún se cumplen los requisitos y que se está solvente con todas las obligaciones.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Compartir:

Deja un comentario