¿Qué es el blockchain? Cadena de bloques para dummies español

Los sistemas blockchain han ganado un gran protagonismo en la última década, por lo que no es de extrañar que cada vez sean más las personas que se preguntan qué es el blockchain y para qué sirve. Es por eso que en este artículo te diremos todo lo que necesitas saber sobre las cadenas de bloques, como se les dice en español, para que no tengas ninguna duda al respecto.

El motivo principal por el que los sistemas blockchain han llamado tanto la atención es porque han marcado una revolución tecnológica muy importante, la cual ya no sólo aplica en sistemas financieros, sino que ha comenzado a utilizarse en todo tipo de sistemas de una forma muy efectiva.

Es por eso que entender las cadenas de bloques es muy importante, además de que descubrirás que realmente no son tan complicadas de comprender, por lo que no deberías de sentirte abrumado al escuchar o leer sobre ellas.

Queremos que este artículo te pueda servir como una especie de guía que puedas aprovechar para saber más sobre las blockchain, pudiendo saber qué son y par que funcionan.

Adiós, banquero intermediario

Para que puedas entender mejor las bases sobre qué es un sistema blockchain primero debemos de entrar en conecto. Generalmente cuando una persona quiere enviarle dinero a otra persona, supongamos que Pedro quiere enviarle 1.000€ a Alberto, lo normal sería que esta transacción se realice desde el banco que utiliza pedro.

El banco sirve como un intermediario para que la transacción se pueda realizar, centralizando el movimiento de capital de una cuenta bancaria a otra.

De esta forma, Pedro le pedirá a su banco que retire 1.000€ de su cuenta bancaria y que los transfiera a la cuenta bancaria de Alberto. El banco anotará la transacción, eliminará 1.000€ de la cuenta de Pedro, se comunicará con el banco de Alberto y este añadirá 1.000€.

En transacciones como esta no se genera un trasegó de billetes de un banco a otro, sino que simplemente fueron dos bancos los que se encargaron de hacer que el dinero pase de una cuenta bancaria a otra realizando un cambio en el balance de las cuentas.

Hasta aquí todo suena bien y maravilloso, pero lo cierto es que hay un pequeño problema que muchas personas pasan por alto: realmente ni Pedro ni Alberto tienen el control sobre este proceso que involucra su dinero, ya que son los bancos los que se quedan con toda la información. Así que los dos dependen de que los bancos hagan todo bien y que la transacción se realice sin ninguna complicación.

Además, algunos movimientos pueden estar sujetos a comisiones por parte de uno de los bancos.

Hola, cadena de bloques

Teniendo en cuenta la información anterior no cuesta mucho entender por qué el blockchain es una excelente alternativa al eliminar los bancos de por medio y permitir que los usuarios sean los que se encargan de todo el proceso sin ningún intermediario.

El por eso que seguramente habrás escuchado que una de las mayores ventajas de la cadena de bloques es que se trata de un sistema descentralizado, ya que este elimina a los bancos y a cualquier otro intermediario de por medio.

En este caso el control del proceso está en manos de los usuarios y no de un banco, y aunque seguimos hablando de una transferencia de dinero en este caso lo, cierto es que este control en el proceso se puede extrapolar a cualquier tipo de transacción.

Entonces, ¿qué es una cadena de bloques? Entonces podemos decir que una blockchain sería algo así como un gran libro de cuentas en el que se encuentran los registros (o bloques) que están cifrados y entrelazados con el fin de proteger la privacidad y la seguridad de los usuarios y de cada transacción.

En otras palabras, podemos decir que se trata de una base de datos segura (cifrada) y distribuida que puede llegara a aplicarse a cualquier tipo de transacción, ya sean transacciones económicas o puramente informáticas.

Un dato importante que debes de tener en cuenta es que las cadenas de bloque suelen tener un requisito: tiene que haber varios nodos (usuarios) que sean los que se encargan de verificar las transacciones para así validarlas y que el bloque de la transacción (en cada uno de los bloques hay muchas transacciones) sea registrado dentro del registro o libro de cuentas.

Así funciona una transacción en la cadena de bloques

Está claro que con la breve explicación que dimos anteriormente no habrás entendido del todo cómo funcionan las cadenas de bloques, por lo que entraremos más a fondo en este tema. Sin embargo, debes de saber que el proceso con el que funcionan es relativamente sencillo, aunque implica a más personas.

Aun teniendo en cuenta el ejemplo de Pedro y Alberto, en la cadena de bloque ellos no estarán solos, sino que forman parte de un grupo de personas que serán los que se encargan de verificar que todo el proceso se lleva a cabo adecuadamente.

Supongamos que Pedro quiere retirar un bitcoin de su cuenta para poder enviarlo a Alberto, primero tendrá que informarse a todos, aunque nadie sabe que Pedro es Pedro y que Alberto es Alberto. Es decir, lo único que los demás usuarios saben es que hay una cartera digital (equivalente a una cuenta bancaria) que quiere hacer una transferencia de un bitcoin a otra. La cantidad de la transferencia si se conoce.

Para que quede más claro, Pedro está avisando sobre la transferencia que quiere hacer sin revelar su identidad, esto para que los demás usuarios actualicen sus “libros de cuentas”. Cuando se envía el mensaje sobre la transacción, los usuarios de la red se encargan de comprobar que la cartera de origen tenga los fondos suficientes para hacer la transacción y así poder enviarlo a la cuenta de destino.

En caso de que tenga los fondos suficientes, todos actualizan los libros y anotan la transacción, la cual se completará y así formará un bloque de transacciones. Aunque es importante tener claro que aún no están registrados en la base de datos de forma definitiva.

Conforme va pasando el tiempo y se siguen haciendo más transacciones, pasando da ese bloque, se tiene una capacidad limitada que depende de la estructura que tenga la cadena de bloque, así como del tamaño de la transacción que se está haciendo. Cuando se presenta el momento en el que una blockchain ya no admite más transacciones, llega el momento de “sellarlo” o “validarlo”, que es lo que hacen los usuarios cuando están minando bitcoins.

Los mineros

“Minar bitcoins” es algo que se escucha con mucha frecuencia, pero muy pocas personas en realidad saben a que se refiere. Cuando hablamos de minar bloques en realidad nos referimos a un proceso pro el cual se realizan operaciones y cálculos matemáticos muy complejos que requieren de mucho tiempo (cada vez más tiempo).

Pero cuando el proceso de los bloques es registrado de forma permanente en la cadena de boques, estos quedan registraos de forma permanente y ya no se pueden hacer más cambios, quedando entrelazados los unos con los otros. Además, también es necesario tener en cuenta que una cadena de bloques necesitará ser validada por otra.

Así podemos decir que en una red P2P los mineros son los que reciben los avisos sobre las nuevas transacciones que se han realizado, las cuales juntan en un nuevo bloque, aunque esto lo hacen al mismo tiempo que compiten contra otros mineros. Esto se debe a que el primer minero que consiga crear un bloque valido y sellar consigue bitcoins (en caso de que este minando con bitcoins) por prestar dicho servicio.

Por medio del uso de la cadena de bloques, se puede sincronizar con los distintos nodos y así consigue una irreversibilidad de la transacción, esto permite que no se pueda realizar un “trueque” en el sistema o que se realicen fraudes con el fin de que alguien pueda beneficiarse al hacer un cambio en el sistema o desviar bitcoins de una cuenta a otra.

Asimismo, tal y como mencionamos anteriormente, generar nuevos bloques es cada vez más tardado y costoso, lo que hace que los mineros trabajen en grupos, conocidos como pools, en lugar de trabajar por separado.

Así, cuando los mineros consiguen resolver un problema criptográfico para poder “sellar” un bloque, avisa a los demás usuarios para que estos puedan comprobar que el proceso se ha realizado de forma efectiva. En caso de que así sea, se agrega ese bloque a la cadena de bloques que tienen los usuarios en sus ordenadores.

El gran “libro de cuentas” del que hemos estado hablando no sólo es muy seguro y está distribuido, sino que los bloques están enlazados (por lo que recibe el nombre de cadena) y tiene un puntero hash o codificado que sirve como enlace en el interior. Asimismo, cuentan con una marca de tiempo y con todos los datos de la transacción (menos los datos personales) de forma pública.

Esto quiere decir que la cadena de bloques, a pesar de que es excelente para proteger la privacidad de los usuarios, permite controlar la trazabilidad de todas las transacciones que se han realizado. De esta forma podemos decir que queda un registro del camino registrado por el bitcoin de la cartera de algún usuario antes de que llegue a otra cartera, que en este caso sería la cartera de Pedro y Alberto.

De esta forma, gracias al diseño que tiene la cadena de bloques podemos disfrutar de una gran cantidad de ventajas, como pudiendo confirmar la unidad que ha sido transferida, evitando que pueda generarse un doble gasto o que se pueda utilizar dinero falso. Esta es una de las grandes ventajas que permite mejorar la seguridad de todos los usuarios.

De ICO y cadenas de bloques

Es normal que las personas que hayan escuchado hablar sobre las criptomonedas y las criptodivisas hayan escuchado sobre las ICO (Initial Coin Offerings), motivo por el que aquí también te explicaremos qué son y en qué consisten.

En pocas palabras podemos decir que las ICO son una forma de financiar un proyecto empresarial, pero en lugar de ofrecer acciones se ofrecen tokens (Criptomonedas), específicamente nuevas criptomonedas.

Estas nuevas criptomonedas que se otorgan tienen un valor hipotético que es calculado por su demanda y escasez, las cuales están asociadas de forma directa al proyecto empresarial que se está financiando. Uno de los casos más conocidos es el del navegador web Brave, mostrando que se puede obtener un gran retorno de inversión cuando el proyecto consigue triunfar.

Podemos decir que su funcionamiento es un tanto similar la que podemos ver en las ofertas públicas de venta, solo que en lugar de que haya acciones de por medio, se compran criptomonedas en una operación que tiene un gran factor de incertidumbre. Es decir, se puede ver como una inversión de alto riesgo o incluso una apuesta por el futuro del proyecto.

Tomando en cuenta el gran factor especulativo, el cual es bastante común en el mercado de criptodivisas, las ICO pueden ser vistas como una excelente opción para algunos proyectos, mientras que algunas otras personas consideran que estás podrían ser vistas como estafas. En realidad, son dos lados que destacan las ventajas y las desventajas que estas tienen.

De cualquier forma, si algo debe quedar claro es que todas las nuevas criptomonedas están soportadas sobre una base de cadena de bloques que es la que se encarga de darle soporte a los tokens virtuales.

La blockchain más utilizada es la creada por Etherum, ya que ha mostrado ser muy versátil, fiable y fácil de aplicarse en una plataforma. No es de extrañar que la criptomoneda Ether de este proyecto sea la segunda más utilizada.

La cadena de bloques más allá de la economía

Las blockchain aparecieron de la mano de bitcoin, por lo que es normal que estén estrechamente ligadas a las criptomonedas. Sin embargo, conforme fue pasando el tiempo cada vez más desarrolladores han visto que su uso se puede extender mucho más allá de la economía. Esto quiere decir que puede ser muy útil para realizar cualquier tipo de transacciones.

Ethereum ha intentado desde el principio llevar su cadena de bloques a usos que vayan más allá de los usos económicos. Esto se debe a que, a diferencia de como sucede con Bitcoin, en Ethereum las transacciones son contratos inteligentes, por lo que puede ser utilizada en usos más complejos al poder definir cualquier tipo de transacción que se quiera llevar a cabo.

De la misma forma que como sucede con Bitcoin, todas las transacciones realizadas se mantienen en la blockchain, sin poderse alterar y siendo accesibles durante el tiempo de vida de esa cadena.

Entonces, ¿cómo pueden las cadenas de bloques ser útiles más allá de transacciones económicas? Podemos decir que Ethereum tiene la posibilidad de sustituir a cualquier intermediario en cualquier tipo de transacción, sin importar si lo que se está ofreciendo es un producto o incluso un servicio.

Hoy en día nos podemos encontrar con una gran cantidad de ideas y de proyectos que intentan aprovechar al máximo todo lo que las blockchain ofrecen, por lo que no es de extrañar que cada vez se vean nuevos proyectos enfocados en aprovechar al máximo esta tecnología.

Entre algunos de los proyectos y usos en los que se ha estado trabajando y que han llamado mucho la atención podemos destacar: registro de propiedades, pagos en el mundo real, consorcios, almacenamiento en la nube, carsharing, identidad digital, entre otros.

Como puedes ver, la blockchain es un sistema que ha llegado para quedarse, por lo que no es de extrañar que cada vez salgan nuevos proyectos que intentan aprovecharla al máximo. Se espera que durante esta época su uso se extienda más de lo que imaginamos, por lo que debemos mantenernos al tanto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Compartir:

Deja un comentario