La cadena de bloques (blockchain) es un registro en línea de transacciones respaldado por criptografía. Está en el corazón de monedas como el Bitcoin y puede utilizarse para documentar transacciones financieras, el movimiento de bienes o servicios y los intercambios de información.

Una cadena de bloques es, sencillamente, un registro en línea de transacciones. Pueden ser transacciones de

  • Dinero
  • El movimiento de mercancías
  • Intercambios de información

Exploramos esta idea más a fondo y explicamos por qué tiene tanto potencial.

¿Qué es la cadena de bloques?

A partir de la definición anterior, una cadena de bloques es un conjunto creciente de registros, agrupados en “bloques” que se vinculan mediante criptografía.

Así que sabemos que es una forma de mantener registros, pero hay muchas ideas inteligentes construidas sobre eso. La primera se refiere a la forma en que blockchain mantiene esos registros. La mayoría de la gente se refiere a esto como el sistema de libro mayor distribuido o DLT.

En un libro de contabilidad distribuido, un registro de cada transacción se mantiene en muchos lugares al mismo tiempo. Como resultado, cada vez que se cambia algo en la cadena de bloques, todos los miembros de la red son notificados -y tienen que estar de acuerdo- con los cambios.

Esto hace que una cadena de bloques sea diabólicamente difícil de hackear y cambiar los registros, ya que requeriría que alguien cambiara todos los registros al mismo tiempo. Puedes leer más sobre cómo hackear las cadenas de bloques en nuestra práctica guía.

La cadena de bloques es un conjunto creciente de registros, agrupados en “bloques” que se enlazan mediante criptografía.

¿Por qué todo el mundo está tan entusiasmado con la cadena de bloques?

Hay una serie de factores clave que hacen que blockchain sea tan emocionante.

Está descentralizada. Hoy en día, Internet está mayoritariamente centralizada. ¿Qué significa esto? La gran mayoría de los servicios y sitios que visitas almacenan y guardan sus datos en una base de datos. Tu banco, Netflix, Google, lo que sea, todos operan en un sistema centralizado.

La cadena de bloques, por su parte, es un sistema descentralizado. Eso significa que los datos viven en la red, en lugar de en un solo lugar.

¿Por qué es esto algo bueno?

En el sistema centralizado actual, hay una serie de retos.

  • Seguridad: Si estas bases de datos centralizadas son hackeadas, pueden exponer todos los datos a la vez. Últimamente hemos visto que eso ocurre cada vez más.
  • Coste: La creación de sistemas centralizados suele ser costosa, ya que una empresa tiene que proporcionar toda la capacidad digital para que el sistema funcione sin problemas.
  • Tus datos: En estos sistemas centralizados, tus datos no son tuyos, y a menudo son monetizados por las redes a las que les das esos datos.
  • Transparencia: cómo se utiliza la información, por quién y para qué es un área un poco gris hoy en día. La Internet descentralizada puede cambiar esto.

Pero…¿No había nada parecido antes?

Ha habido sistemas descentralizados en Internet. ¿Recuerdas Limewire y Napster? Eran ejemplos de servicios descentralizados.

Pero tenían un defecto: esos servicios no eran muy buenos a la hora de evitar los duplicados de archivos. Esto se llama el problema del doble gasto. El problema del doble gasto consiste en evitar que la gente gaste dinero o utilice activos dos veces en dos cosas diferentes.

Tu banco resuelve ese problema comprobando con su base de datos centralizada si un activo se ha gastado o utilizado más de una vez. La cadena de bloques resuelve eso sin necesidad de una base de datos centralizada.

¿Quién inventó la cadena de bloques?

La idea de la cadena de bloques se lleva discutiendo entre los criptógrafos desde principios de los años 90. Pero no fue hasta que apareció el misterioso Satoshi Nakamoto que se creó el blockchain tal y como lo entendemos hoy. Bitcoin es un sistema construido sobre blockchain.

Descubra más sobre quién es Satoshi Nakamoto en nuestra práctica guía.

La cadena de bloques (blockchain) es un registro en línea de transacciones respaldado por criptografía. Está en el corazón de monedas como el Bitcoin y puede utilizarse para documentar transacciones financieras, el movimiento de bienes o servicios y los intercambios de información.

¿Por qué es tan especial?

  • Es un sistema sin confianza – Hoy en día, cuando compramos cosas online, hay una serie de actores o puntos en los que tenemos que confiar. Ya sea un vendedor, un sistema de pago, un banco o incluso un sitio web. Una cadena de bloques no requiere tanta confianza, lo que permite a cualquiera intercambiar bienes o servicios sin necesidad de un tercero.
  • Se acabaron los intermediarios – Muchas de las redes actuales están controladas por intermediarios o agencias que suelen cobrar por el flujo de información. En una blockchain, no existe ese control, lo que puede suponer menores costes y transacciones más rápidas.
  • Transparencia – En una blockchain pública como Bitcoin (hay blockchains privadas, consulta nuestra guía para conocer la diferencia) cualquiera puede ver las transacciones, lo que facilita el seguimiento del flujo de bienes o servicios.
  • Nadie tiene el control – Dado que blockchain es un sistema descentralizado, significa que ninguna persona o grupo puede controlar el sistema, lo que significa que las cosas sólo pueden cambiar por consenso.

¿Para qué se puede utilizar la cadena de bloques?

  • Energía – Intercambio de energía de persona a persona. Potencialmente entre fronteras.
  • Cadenas de suministro – Seguimiento de todo tipo de envíos con total transparencia. Conectar los registros a medida que los artículos pasan a través de muchos manipuladores diferentes.
  • Mercados de datos abiertos – Grandes plataformas de código abierto para intercambiar grandes datos de forma anónima. Los datos se describen a menudo como la savia de los negocios de Internet.
  • Gobiernos – La tecnología Blockchain podría utilizarse para aumentar la velocidad y la visibilidad en el sector público.
  • Auditoría y regulación – Aunque no se ha implementado normalmente, la tecnología blockchain podría ser un espejo de las transacciones públicas, haciendo que las funciones de regulación sean mucho más rápidas y sencillas.
  • Seguros – Hacer que los seguros sean más transparentes, con condiciones establecidas para los pagos.
  • Internet de las cosas – Conectar los dispositivos inteligentes con el Internet de las cosas y la economía colaborativa.

El futuro

La cadena de bloques comenzó con Bitcoin, pero no hay límites para el futuro de esta tecnología. Proyectos como Ethereum y Ripple han tomado los principios de blockchain y los han llevado en nuevas direcciones. Pero esto es sólo el principio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)